Pan rústico integral de centeno

Por

18 febrero, 2014

Panes, Salado

Si es que ya había pasado demasiado tiempo y aún no había publicado una receta de pan. ¿Cómo puede ser esto? Pues tengo muchas recetas de pan para traerte porque junto al dulce de leche, helado, potaje y huevos fritos, es uno de mis básicos en la comida. Y es que el pan ¡me encanta!

No solo dulces - Pan rústico de centeno fácil

Leyendas urbanas dicen por ahí que el pan engorda… Nada engorda si se hace con moderación y seguro que lo que te va a engordar son las ganas de hacerlo después de que veas lo sencilla que es esta receta y más aún cuando te diga que este pan se ha convertido en una receta para enmarcar, que ya nunca perderé.

No solo dulces - Pan rústico de centeno fácil

Se lo debo a Su, de Webos Fritos, que es una auténtica crack en este (y otros) temas, y a quién sigo desde hace ya bastante tiempo. No he modificado nada más en la receta, a excepción de añadir unas semillas de avena y lino, que no tenía por casa y tampoco son imprescindibles. Pero tengo que probarlo así.

No solo dulces - Pan rústico de centeno fácil

Como puedes ver en esta foto, es un pan con mucho cuerpo, con una corteza bastante crujiente y una miga densa. Desde luego es el pan que me gusta, porque además tiene un sabor muy especial, más aún recién hecho, y esto es algo que últimamente es difícil de encontrar.

No solo dulces - Pan rústico de centeno fácil

Pan integral de centeno

Ingredientes

  • 400 gr de harina de fuerza
  • 100 gr de harina de centeno integral
  • 10 gr de levadura fresca
  • 10 gr de sal fina
  • 300 gr de agua tibia


Elaboración

  1. En un bol disuelve la levadura con el agua tibia. No debe estar caliente sino corres el riesgo de “matar” a la levadura.
  2. Una vez disuelta, añade las dos harinas, bien tamizadas y la sal. Mezcla con los dedos o con una paleta hasta que se forme la masa. Si ves que queda muy seca, puedes añadir un poco de agua, hasta que la masa no se te pegue a los dedos.
  3. En la superficie de trabajo, enharina un poco, y amasa durante un par de minutos, levantando y dejando caer la masa. La textura se tornará más firme, y debes formar una bola para dejarla reposar durante al menos una hora, cubierta con un paño limpio. Procura que sea un lugar cálido y sin corrientes de aire.
  4. Cuando pase ese tiempo, la masa habrá levado, aumentando su volumen. Tendrás que desgasificarla, volviéndola a amasar con la técnica del plegado. Puedes ver la imagen, pero consiste básicamente en extender la masa, y doblarla en tres partes como si fuera un tríptico. Le das la vuelta y vuelves a repetirlo en un par de ocasiones.
  5. Una vez hayas amasado, dale forma al pan. En mi caso he dividido la masa en dos partes iguales y he hecho la forma de dos barras rústicas. Colócalos en la bandeja de horno con un papel vegetal y pon un poco de harina extendida encima. Conseguiremos así un aspecto más rústico.
  6. Déjalo levar durante al menos otra hora, tapado con el paño, y verás que vuelven a aumentar de volumen. Precalienta el horno a 250ºC mientras haces unos cortes en la parte superior con un cuchillo bien afilado. Hazlo con cuidado sin apretar la masa.
  7. Mete al horno a 250ºC durante unos 5 minutos. Pon un vasito con agua al lado de las barras de pan para generar vapor y conseguirás una corteza bien crujiente. Yo también salpico un poco de agua en las paredes del horno.
  8. Sin abrir el horno, baja la temperatura a unos 210ºC y hornea unos 20 minutos, hasta que veas un color similar al de las fotos.
  9. Sácalo y déjalo enfriar en una rejilla.

Notas

  • No olvides poner el vasito de agua en la bandeja. Si horneamos el pan con vapor vamos a conseguir que la corteza quede bien crujiente, y ¡eso es lo mejor del pan!
  • Cuanto más amasado de plegado hagas, más alveolos consigues en la miga. A mi me gusta el pan denso, por eso le puse un par de plegados, nada más.

No solo dulces - Pan rústico de centeno fácil

No solo dulces - Pan rústico de centeno fácil

¿Qué me dices si nos lo tomamos con un buen platito de jamón? o mejor!! Para mojar con unos huevos fritos…. Aunque tengo que reconocer que, junto a unos amigos, nos comimos la barra más grande ¡¡¡con un montón de chicharrones!!! ¿Que no sabes qué son los chicharrones? Pues mira… mejor que no lo sepas, sino empezaré a coger una fama que no me merezco!

No solo dulces - Pan rústico de centeno fácil

Un saludo para quién esté al otro lado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con *