[Receta Express] Polos helados de anís y lima

Antes de que se acabe el verano quería compartir contigo una receta muy sencilla que se hace en un minuto, y es muy refrescante.

No solo dulces - polos helados anís lima
La cuestión es que mi padre me dijo el otro día que él recordaba aún cuando era pequeño que se tomaba los polos de anís, y me encasquetó una botella de anís “La Castellana” para que investigara y le hiciera esos polos que yo nunca había probado y que además no he encontrado receta por internet. Decidí entonces ponerle un segundo ingrediente. Quería que fuese un cítrico para que fuese más refrescante así que le coloqué un poco de lima que me quedaba del cóctel de mojito y fruta de la pasión. ¡Éxito total!

No solo dulces - polos helados anís lima
He utilizado los mismos moldes de los que ya te hablé en la receta del helado de macarons. En los moldes no les cabe mucha cantidad. Con un vaso de líquido se rellenan los 4, así que cogiendo esa medida, he podido obtener las cantidad necesarias para los 4. Es un vaso de agua normal, de unos 250ml de capacidad.

En fin, como la receta es un poco corta, no me enrollo más y aquí está.

Polos helados de anís y lima

Para 4 polos aprox

  • 3/4 vaso de agua mineral
  • 1/4 vaso de anís dulce
  • 5 cucharadas de azúcar
  • Zumo y ralladura de media lima
  • Colorante verde (opcional)


Elaboración

  1. Poner todos los ingredientes en un cazo y calentar hasta disolver el azúcar. Puede hervirse durante unos minutos para evaporar el alcohol y que sea apto para niños.
  2. Dejar enfriar y poner en moldes para helados, junto con sus palos.
  3. Congelar durante toda la noche, y desmoldar al día siguiente.

Notas

  • Si no tienes moldes para helados, siempre puedes usar vasitos de plástico. En mitad de la congelación, cuando ya tenga cuerpo, meter el palo para que quede recto. Desmoldar cortando el vaso.

No solo dulces - polos helados anís lima
Como ves es una receta muy fácil, y lo mejor es que para tomarte un polo de estos cuando el calor del verano aprieta en la tarde, no hace falta tanto.

Un saludo para quién esté al otro lado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con *