Galletas springerle y Navidad en Alsacia

Por

10 diciembre, 2017

Dulce, Galletas, Recetas de Navidad

Receta de las tradicionales galletas Springerle, ideales para hacer en Navidad. Las galletas más bonitas del mundo. Y crónica de unas Navidades mágicas en Alsacia

Fotografía: Juan Carlos Campos

Hace ya mucho tiempo que tenía ganas de enseñarte esta receta. Concretamente un año, ya que fue cuando tuve la oportunidad de visitar una zona del noreste de Francia que hacía mucho tiempo que ansiaba conocer. Visitamos Alsacia, donde descubrí que por cada rincón se respira el dulce aroma de la Navidad. Y ya sabes que a mi la Navidad es que me encanta

Luego te contaré un poco más acerca de Alsacia, pero de momento quiero hablarte de las galletas springerle cuya receta vas a encontrar un poco más adelante. Para mí son las galletas más bonitas del mundo, y además tienen una textura y un sabor únicos, muy rico, que las hace inconfundibles.

Receta de las tradicionales galletas Springerle, ideales para hacer en Navidad. Las galletas más bonitas del mundo. Y crónica de unas Navidades mágicas en Alsacia

Fotografía: Juan Carlos Campos

Las galletas springerle son un dulce típico alemán, suizo y algunas zonas de Francia que consiste en una galleta con una textura abizcochada, con unos dibujos en relieve que representan diferentes motivos relacionados con las escenas cotidianas de la vida, o con motivos religiosos cristianos. Se trata de una tradición bastante antigua y como suele pasar siempre en estos casos, no se conocen ni fecha ni lugar concretos de su primera aparición.

El rasgo más importante de estas galletas es precisamente su relieve perfectamente marcado gracias sobre todo a los detallados moldes con los que se preparan. Antiguamente hechos de madera y en la actualidad tallados a mano sobre resina de gran calidad con un tratamiento de madera, estos moldes forman parte de la cultura popular de esta zona.

Receta de las tradicionales galletas Springerle, ideales para hacer en Navidad. Las galletas más bonitas del mundo. Y crónica de unas Navidades mágicas en Alsacia

Fotografía: Juan Carlos Campos

Receta de las tradicionales galletas Springerle, ideales para hacer en Navidad. Las galletas más bonitas del mundo. Y crónica de unas Navidades mágicas en Alsacia

Fotografía: Juan Carlos Campos

Se suelen preparar para Navidad y la verdad es que son un detalle precioso para poder regalar algo hecho por ti. En nuestro viaje por Alsacia encontraba en casi todas las tiendas diferentes moldes para poder hacerlas, y también las galletas ya preparadas listas para regalar. Hacía ya un tiempo que las había visto en otros blogs como en el de mi amiga Loleta y me quedé enamorado desde el primer momento así que en cuanto vi los moldes, me compré un par de ellos.

Como ves, hay muchísimos modelos diferentes. Yo escogí dos con motivos florales, pero hay de animales, oficios, personas, ángeles y prácticamente cualquier cosa que se te ocurra. De cualquier forma, no hace falta ir hasta Alsacia a comprarlos ya que en la mayoría de tiendas online de repostería las puedes encontrar. Su precio es algo elevado, pero son moldes de resina hechos a mano y de gran calidad, por lo que si te gustan tanto como a mi, seguro que le sacas mucho partido.

Receta de las tradicionales galletas Springerle, ideales para hacer en Navidad. Las galletas más bonitas del mundo. Y crónica de unas Navidades mágicas en Alsacia

Las galletas springerle están en cada rincón. Se pueden comprar hechas, o comprar los moldes hechos a mano siguiendo la tradición. En esta tienda compré mis moldes de springerle.

Para hacer estas galletas se utiliza bicarbonato de amonio o hartshorn. Es el precursor de la levadura en polvo y permite que las galletas springerle tengan este aspecto gordito y con su relieve perfectamente definido. No es imprescindible ya que podríamos usar levadura química, pero si que ayudará al aspecto y textura final.

Vamos con la receta, y no te pierdas luego mi pequeña crónica de un viaje a Alsacia cargado de de magia y mucha mucha Navidad.

  • Contiene gluten
  • Contiene lácteos o derivados de leche
  • Contiene huevos

Galletas springerle (20 galletas aprox)

Ingredientes

  • 2 huevos L
  • 330gr harina
  • 250gr azúcar glass
  • 35gr mantequilla
  • 1/4 cucharadita bicarbonato amonio o 1/2 cucharadita levadura en polvo
  • 1 cucharada leche
  • 1 cucharada esencia (anís o limón)


Elaboración

  1. Primero disuelve el bicarbonato de amonio en la leche. Tiene un fuerte olor, pero no te preocupes que luego se pierde. Deja reposar al menos durante 1 hora. Si usas levadura en polvo, puedes saltarte este paso.
  2. En un bol, añade los huevos y bate con una batidora eléctrica durante 5-8 minutos, hasta que doble su volumen y la mezcla sea de color blanca.
  3. Añade poco a poco mientras sigues batiendo el azúcar glass, cucharada a cucharada hasta integrarlo. Igualmente añade la mantequilla y al final la esencia elegida o la ralladura de limón. Bate durante unos 10 minutos sin parar.
  4. Poco a poco añade la harina a la masa, batiendo hasta que ya no puedas más con la batidora y tengas que utilizar las manos para amasar hasta que la hayas añadido por completo.
  5. Envuelve la masa en film transparente y deja reposar unos 30 minutos en el frigorífico.
  6. Corta porciones individuales de masa y sobre una mesa espolvoreada con harina, extiende con un grosor de medio centímetro aproximadamente con un rodillo de madera para amasar.
  7. Enharina un molde para galletas springerle y presiona con fuerza sobre la masa para dejar impreso el dibujo. Usa un cortador del mismo tamaño para recortar los bordes. Si no tienes moldes springerle, puedes utilizar algún paño de crochet, pasa levemente el rodillo por encima y queda perfecto.
  8. Pon las galletas sobre una bandeja antiadherente para galletas separadas levemente unas de otras y déjalas reposar durante al menos 24-48 horas. Es importante este paso para que el dibujo permanezca intacto cuando se hornee. Estarán listas cuando puedas cogerlas y en la parte inferior veas que está rodeada por un círculo de color blanco.
  9. Pon el horno a precalentar a 120ºC y hornea las galletas durante 20 minutos. Sácalas y déjalas enfriar completamente sobre una rejilla.
  10. Las galletas salen duras del horno, pero deben reposar al menos durante 2 semanas en una caja de lata, mejorando su textura como si fueran unos detallados bizcochitos.


Receta de las tradicionales galletas Springerle, ideales para hacer en Navidad. Las galletas más bonitas del mundo. Y crónica de unas Navidades mágicas en Alsacia

Fotografía: Juan Carlos Campos

Y respecto a Alsacia, la verdad es que fue uno de los viajes más bonitos que he hecho. Tan solo fueron tres días, pero nos dio tiempo de visitar lo imprescindible para quedarnos maravillados con la manera que tienen de vivir la Navidad. Mi intención era visitar el máximo número de mercadillos navideños y vaya si lo hice.

Receta de las tradicionales galletas Springerle, ideales para hacer en Navidad. Las galletas más bonitas del mundo. Y crónica de unas Navidades mágicas en Alsacia

De noche las ciudades se transforman y la magia surge para iluminar las calles de una manera casi imposible de creer.

También nos dejamos maravillar por su gastronomía típica, fundamentada sobre todo en los carbohidratos y grasas, entiendo que para combatir el frío de la zona en esta época. Super recomendable el plato de choucroute de Alsacia (col fermentada con salchichas, carne y patata) y por supuesto las tartes flambée alsacianas (similar a las pizzas). En cuanto a dulces típicos, los panes de especias, bretzels y por supuesto galletas springerle se podían encontrar por cualquier mercadillo y merecían probarlos junto con una taza de vino caliente especiado.

Visitamos las siguientes ciudades:

  • Colmar
  • Donde nos alojamos, en el centro de todo es una de las ciudades con más encanto. Tiene varios mercadillos navideños repartidos por el centro, cada uno especializado en un tipo de producto diferente. La decoración navideña cuelga de prácticamente todas las fachadas y hay una zona que se llama “La petite Venise” que se parece mucho a Venecia, con sus canales y todo.

  • Eguisheim
  • Sin duda alguna, es el pueblo más bonito en el que he estado. Merece una visita para pasear por él y perderse por sus calles, que están dispuestas en círculos debido a que fue fortificado en la Edad Media.

  • Kaysersberg
  • Este pueblo es pequeñito, son dos calles, pero también tiene su encanto ya que por el centro del pueblo va un río y las calles están alrededor. Tiene un mercado navideño precioso con productos artesanales.

  • Riquewihr
  • Aunque el estilo es igual que el resto de ciudades, quisimos pararnos porque había una tienda de Navidad impresionante (donde por supuesto compré mucho mucho) y que se llama “Käthe Wohlfahrt”.

  • Estrasburgo
  • Fuimos a la capital, con diez mercados navideños, cada uno con una temática diferente pero con el mismo encanto que en las ciudades más pequeñas. Nos sorprendió porque a pesar de ser una gran ciudad, mantenía en el centro la misma esencia esencia del resto de ciudades.

  • Friburgo
  • Y nos quisimos desviar un poco de nuestra ruta para pasarnos un rato por Alemania y visitar Friburgo. En general una ciudad también con su encanto y sus mercados navideños típicos donde probamos el vino caliente especiado, muy diferente a la zona de Alsacia. Y como estaba en Alemania, ¡pues también me comí un bocadillo de salchicha alemana!.

Receta de las tradicionales galletas Springerle, ideales para hacer en Navidad. Las galletas más bonitas del mundo. Y crónica de unas Navidades mágicas en Alsacia

La decoración navideña de día es igual de sorprendente. Los edificios tienen una construcción muy particular que combina a la perfección con todos los adornos navideños.

Receta de las tradicionales galletas Springerle, ideales para hacer en Navidad. Las galletas más bonitas del mundo. Y crónica de unas Navidades mágicas en Alsacia

Probamos el pan de especias, los bretzel, la choucroute de Alsacia y las tartes flambée entre otros

Receta de las tradicionales galletas Springerle, ideales para hacer en Navidad. Las galletas más bonitas del mundo. Y crónica de unas Navidades mágicas en Alsacia

Por supuesto probé todo lo que había que probar en cada mercado. Aquí en Estrasburgo me comía un bretzel con vino blanco caliente especiado.

Sin duda un viaje que repetiría, y también en otra época, ya que la zona de Alsacia es una zona de viñedos muy conocida por sus deliciosos vinos. La primavera sería una época ideal para visitarla y así poder disfrutar de sus calles cubiertas de flores llevando un equipaje con menos bufandas y ropa más cómoda.

Un saludo para quién esté al otro lado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con *